El Funcionamiento de las Cerraduras

Es esencial conocer el funcionamiento de las cerraduras, primero, porque las personas descubren que no son mecanismos sencillos los que componen los sistemas de seguridad, y segundo, porque así conoces más a fondo el nivel de protección que posee tu hogar. Si tienes algún conocimiento con respecto a las cerraduras, vas a poder determinar por ti mismo si tienes la seguridad adecuada donde sea que vivas.

¿De Dónde Vienen las Cerraduras?

Nunca se ha podido descubrir con exactitud la primera cerradura en la historia de la humanidad, sin embargo, se presume que el origen de los primeros sistemas de seguridad se encuentra en Asia, alrededor de 2500 AC.

Cabe destacar que eran sistemas de seguridad bastante rudimentarios, nada parecidos a los que tenemos en la actualidad, no obstante, su eficiencia queda fuera de discusión, ya que el funcionamiento no evolucionó hasta 500 AC, a partir de ahí, comenzó el cambio.

Es de esperarse que, desde siempre, la humanidad ha buscado resguardar su propiedad de los vándalos, por lo cual la seguridad es un aspecto principal de la calidad de vida de las personas.

Evolución Histórica

Ya mencionamos que 2500 AC es el año de donde se presume que se originó la cerradura, que consistía en trabas de madera, cerrados con clavijas bastante elementales.

En el siglo XV, se introdujeron las trabas de metal, mucho más difíciles de romper, conllevando a un sistema de seguridad de mayor complejidad.

La cerradura moderna ha llegado en 1778 de la mano del cerrajero inglés, Robert Barron, a pesar de que en 1784, Joseph Bramah creó las cerraduras con ranura, modelos casi idénticos a los utilizados a día de hoy, con más rigidez, pero menos seguridad en general.

 

 

 

¿Cómo es el Mecanismo de las Cerraduras?

El mecanismo de las cerraduras no es tan sencillo, pero intentaremos simplificarlo:

Primero que todo, debemos tomar en cuenta una pieza llamada “resbalón”, la cual permite que la puerta se mantenga cerrada, esta pieza cabe dentro de la ranura del marco de su respectiva puerta. Al utilizar la llave correcta, la cerradura contrae el resbalón mediante un muelle, permitiendo la apertura de la puerta.

Veamos ahora a fondo cómo funciona cada sección de las cerraduras:

Todo comienza con el cilindro interno de la cerradura, este tiene la capacidad de rotar en el tambor, el cilindro tiene perforaciones variadas, además de una clavija, la cual tiene una sección llamada “perno”, y otra que se llama “contraperno”, las cuales aseguran que el mecanismo de apertura no se active si una llave errónea es introducida, garantizando que sólo la llave correcta pueda activar dicho mecanismo.

Como última acotación, debemos agregar que hay distintos niveles de complejidad y seguridad entre sistemas de cerradura.

¿Cuáles son los Elementos que Componen una Cerradura?

Como ya mencionamos, el resbalón no es el único elemento en las cerraduras, existen otros elementos presentes, están a continuación:

Llave.

Perno.

Cilindro.

Perno.

Línea.

Contraperno.

Tambor.

Y así es como se explica la seguridad que ofrecen las cerraduras, la rigidez del sistema que sólo permite que una llave específica pueda destrabarla, evitando que cualquier otra llave pueda abrir el paso a tu hogar.

En conclusión, si tienes problemas con alguna cerradura en el hogar y deseas resolverlo, la solución siempre será contactar un cerrajero barato Torrevieja, pues están capacitados para resolver problemas de ésta índole de manera eficaz, reestableciendo la seguridad en donde sea que vivas.